Trucan's al 93 770 15 88

Las Tarjetas de Visita online y sus condiciones.

Empresario mostrando tarjetas de visita

Desde hace ya un tiempo, hemos podido observar el auge de las empresas que se dedican a hacer tarjetería online. Es un buen modelo de negocio, ya que prácticamente todos los empresarios deberían hacer uso de las tarjetas de visita como vehículo comunicativo. Por lo tanto, tiene salida comercial.

Sólo puedes escoger dos de estas tres características: De Calidad, Veloz y Económico.

Pongámonos en el papel del comercial de una empresa que necesita tarjetas de visita para darse a conocer a sus posibles clientes. Se conecta a internet y usa su buscador preferido para localizar un servicio adecuado. Y encuentra una empresa que ofrece un precio excepcional. Hasta aquí todo bien, aunque un precio tan económico nos debería mosquear (3,49€), vamos a pasarlo por alto.

A partir de aquí vienen los problemas. Un diseñador gráfico nos obsequió una vez con una reflexión muy interesante; él trabajaba ofreciendo un producto con dos de estas tres características: De Calidad, Veloz y Económico. Un ejemplo: Si quieres que sea rápido y con un diseño de calidad, no será barato. Esto se aplica también para las tarjetas de visita.

tarjetas de visita, impresión digital, copisteriaVolviendo al comercial que necesita tarjetas de visita: los problemas empiezan. Él pretendía imprimir la tarjeta a doble cara. Vaya, eso no está incluido en el precio. Bueno, asume el coste extra que supone una impresión a doble cara y adelante. Pero eso no es todo. Al final nos enfrentamos a la cruda realidad. Nadie trabaja por tan poco dinero. Y es que si quieres una tarjeta completa y a tu estilo, la cosa cambia. Un precio tan barato no incluye doble cara, te obliga a usar un diseño predefinido (olvídate de tu logotipo), usa un papel que no podemos catalogar como ‘premium’ y sobre todo: van a tardar en llegar. Porque así funciona esto, las harán cuando les vaya bien. Te darán un margen enorme y imprimirán tus tarjetas de visita cuando mejor les vaya, teniendo en cuenta el volumen de faena y el aprovechamiento del papel.

Al final, para superar todos estos escollos, el empresario pagará. Y si se fija, se dará cuenta que el importe final que ha invertido, es terriblemente similar al de aquella copistería de su pueblo donde le hicieron aquel presupuesto. Un lugar donde además, no se enfrentaría a los portes habitualmente sobredimensionados que ofrecen las empresas de comercio online.

Por eso es importante acudir al comercio de proximidad. El trato que podemos ofrecer las copisterías de toda la vida es un servicio del que las tiendas online no disponen. Es así de sencillo. Aún trabajando con nosotros vía correo electrónico, el cliente siempre dispondrá de un contacto amable, directo y sobretodo, sin medias tintas.

Responder